viernes, 2 de diciembre de 2011

Ayer fue el día perfecto para olvidarte. Lástima que no lo supe aprovechar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario