miércoles, 17 de agosto de 2011

El dia que mi mundo dejo de tener sentido

Miércoles 17 de agosto de 2011. 19:36.
 Estoy solo en mi casa, afuera la ausencia de calor se hace notar y el cielo llora. Hoy llegue de la escuela a eso de las 15:00 y no había nadie esperándome, así que aproveche a recostarme en el sillón, pero como es de costumbre, mi cansancio me sumió en un sueño de 4 horas.  Curiosamente mi gata estaba durmiendo cuando llegue, y sigue durmiendo. Empiezo a creer que su corazón dejo de latir. Nunca antes había visto moscas paradas en sus ojos. Quizás es algo normal pero lo acabo de notar.
El barca y el Madrid están jugando y ni siquiera tengo ganas de verlo. ¿Para que ver ese partido si el sábado juega mi querido River Plate contra Colon de Santa Fe (en la B)? No hay comparación.
Acabo de ver sobre la mesa una maleta con dinero. Hay una nota sobre ella. Pero no tiene firma ni destinatario. Solo dice "Te extrañaremos". De seguro fue mi mama que se fue de compras al super y me dejo la plata por las dudas.
Fui a la despensa del barrio a comprar una Cindor. Me hace mucha falta.
Todas las despensas del barrio estaban cerradas, excepto la de Don Carlitos. Entre y toque las manos. Nadie  vino a atenderme. Espere unos minutos por si Don Carlitos estaba muy ocupado en el baño y le era imposible  atenderme. Luego de 15 minutos de espera, agarre una Cindor de la heladera del fondo, y deje los $5 sobre el mostrador.
En mi camino de vuelta a casa, me di cuenta que no había nadie en la plaza jugando al fútbol ni amas de casa chismeándose en las veredas. Corrí hacia mi casa a encender la TV rápidamente por si me estaba perdiendo de algo importante. Todos los canales mostraban tu rostro. Pensé "por fin algo que valga la pena mirar". Pero después de 30 minutos con la misma imagen congelada me empece a preocupar enserio.
Note que el auto estaba guardado en el garaje. Aprovechando que no había trafico, saque el auto y me dispuse a manejar hacia el centro. Creo que Argentina-Brasil estaban jugando por algo importante y nadie me dijo. En la calle solo se escuchaba el latido de mi corazón.  Fui al cine, quería ver Capitán America. Las puertas estaban abiertas pero nadie en el interior. Busque unos anteojos 3D en el deposito, y entre a ver una película  claro esta que anteriormente a sentarme en la butaca, estuve una hora para aprender a reproducir una película en el proyector. Intente en vano, solo lo logre luego de buscar un tutorial en YouTube.
Salí de ver la película, ya eran las 3 de la madrugada. Extrañamente no preocupo la ausencia de la gente. Era la expresión de mis pensamientos figurados finalmente en la realidad.
A la mañana siguiente fui a tu casa a ver si por casualidad te habías largado junto  con todos los otros. Estabas sentada en tu cuarto con los ojos exprimidos de tanto llorar. Trate de consolarte. Nose si lo hice bien pero al menos trate de dar lo mejor de mi. Me abrazaste fuertemente y no me soltaste por un buen rato. Este mundo estaba cobrando sentido por primer vez en 16 largos años. Quisiste ir a dar un paseo con la esperanza de encontrar alguno de esos seres que a los llaman humanos. Ver las calles desoladas te hizo quebrarte en llanto nuevamente. Mi corazón se desoló al verte llorar. Nos recostamos en un banco hasta que te quedaste dormida. Dormida sos todavía mas bella. Mientras dormías agarre un cuatricilo que había abandonado en la calle. Cuando despertaste te lleve a dar unas vueltas. A las nueve de la noche me pediste que te lleve a tu casa. Me quede a dormir ahí. Cenar tus besos fue la plenitud del cielo en la tierra.
Los días postreros fueron para mi los mejores días de mi vida. En contraposición, vos te la pasabas llorando extrañando a todo el mundo. Me di cuenta que no necesitaba a nadie mas. Con vos bastaba. Eras y sos lo único que necesito.
La noche del martes 30 de agosto fui a mi casa a recoger unas cosas que había olvidado. Al regresar no estabas en tu casa. Te busque por tu barrio, por la barda y por el rio. Finalmente te encontré en la plaza. Te divise a lo lejos sobre aquel banco en el cual días atras te habías dormido recostada en mi.
No te quise despertar. Espere a que abrieras los ojos. Mi mundo se empezó a desolar. No despertabas. Fui al kiosco y agarre algunas botellas de agua para tirarte por si habías desmallado. Todo intento fue en vano. Anocheció y el frió calaba los huesos. Te tape con mi campera y mi buzo. En llanto me dormí. Me sentía solo. Al amanecer ya no estabas. Me alegre por saber que no te habías muerto. Me subí al cuatriciclo robado a nadie, y te busque todo el día por la ciudad.  Luego de una semana de búsqueda incesante, estoy escribiendo esto, quizás a donde fuiste tenes Internet, y por casualidad visitas mi blog. Algunos sitios dejaron de estar en linea hace ya varios dias. Facebook y twitter ya no funcionan y no puedo ver si estas conectada en algún lado.
Quiero decirte que sin vos mis días saben a lagrimas. Quiero decirte que esta boca es tuya. Quiero decirte que sin vos el mundo me queda grande. Quiero decirte que sin vos mis oximorones toman sentido completo. Sin vos, las estrellas se olvidan de salir, al menos para mi. Sin vos, este mundo solitario en el que me encuentro es un desierto.
Los flores ya no me huelen bien, los arboles entristecieron, y a mi corazón le cuesta latir. Creo que la vista de la muerte es lo mejor que me puede pasar. Un mundo sin vos es como un ave sin alas, o un pez que no puede respirar en el agua. Un mundo sin vos, es sinónimo de La nada. Así que hoy decidí marcharme también. Nunca me pregunte a donde se fueron los otros. No me interesa saberlo, tampoco quiero irme con ellos. Mis manos sostienen un revolver. Es mi ticket a lo desconocido. Espero volver a verte a donde sea que me vaya.
Chau.

martes, 2 de agosto de 2011

Here comes the sun

Ya nada es lo mismo.. estos sentimientos culminan con el monocromatismo de mis días..fin a mi perdida y confusión. Desorientación generada por llanuras interminables que hoy terminaron. Rostros de felicidad me obligan a olvidar lo que no necesitaba recordar. Vos y tu estúpida costumbre de pensarme indiferente ya no impactan en mi. Ya mis sinapsis no tienen ni tu fragancia ni tu firma. Hoy solo sos una huella, ya no pisas en mi. El futuro comienza a oler a presente, nuevos ojos me iluminan, y solo hacen de vos un memorable recuerdo.. y de mi un nuevo comienzo. En esos pocos días te ame por varias vidas. La rubia de al lado me pregunto por que las bombas de Hiroshima con sabor a miel se desactivaron. Le respondí que no sabia y le fui sincero. Todo termina bajo el sol. Lennon me dijo "we all wanna change this world" y es lo que voy a hacer ahora.