miércoles, 27 de julio de 2011

Un poco de burdagenesis

Hoy fue un día perfecto, de esos días que todos soñamos vivir, de esos días que escasean . De esos días de los que uno nunca se olvida. Uno tendería a pensar que un día perfecto tiene que ser un viernes o un sabado.. pero no, hoy es un martes común y corriente, de un julio no tan común; hoy es uno de esos días que cambian el rumbo de las cosas, como aquella tarde que por casualidad me senté a ver una película barata con mi prima y escuche la musica de T. Swift, o aquel cumpleaños al que fui obligado a ir y conocí a un skater que luego me hizo skater a mi, o esa tarde de junio del 2001 en que levante a un gatito de la calle.
Momentos estúpidos. Pero momentos llenos de vida. La mayoría de los días en una vida son insípidos e incoloros, pasan desapercibidos, solo sirven de relleno para llegar de un día importante hasta otro importante.
Pero cuando llegan estos..  llegan y queres que no se vayan. Nunca sabes cual va a ser el próximo, porque no siempre las expectativas se realizan. La actitud de uno mismo influye. Mucho.  Y no es que hoy haya pasado algo extraordinario. Simplemente me di cuenta de lo feliz que soy. A pesar de todo. Y gracias a todo.
Nose.., puede ser una estupidez para vos. Pero bueno, mi gata se acaba de caer del armario, y me cague de risa, y me puse mas feliz todavía, y el día que ya es noche se perfecciono mas, y me canse de escribir, y me voy a ver tele. Chau.

No hay comentarios:

Publicar un comentario