lunes, 20 de junio de 2011

Cuento sobre un extraño sueño que tuve hace unos dias atras.. PARTE 2

... Marcos me pidió perdón, me explico que necesitaba comprarse una entrada para ir a ver a Pablo Lescano al Ruca che, y no tenia plata para ir. Entonces le recomendé un kiosco a donde podia ir a robar, que seguro iban a tener mucha guita. Me agradeció, se subió a la moto, y se fue. Seguí caminando en dirección a la casa de Pablito Scialabba.. A las cuadras me volví a encontrar con Gabi, el forro nunca habia vuelto a fijarse si me había pasado algo, igual no le reproche nada. Yo hubiera hecho lo mismo. Cuando ibamos por la plaza, nos encontramos con Camila Barabaschi y Ivan Hryniuk, Otros amigos mios. La primera, una loca que vivia en su mundo. El segundo, un obsesionado con el tenis, estudioso y muy calenton amigo mio. Mi primer amigo habia sido el. Es de esas personas que nunca te va a hacer sentir solo. Volviendo a la historia.. les pregunte que hacian por esas horas en la plaza, y me dijeron que andaban buscando a Oliver, el perro de ivan, que se habia escapado. No me terminaron de responder que se escucha un bozinazo, acto seguido una frenada de auto. Luego, un PUM. sisi, un PUM. Miramos hacia la calle. Y si, era Oliver. El auto era un Ford Falcon, se dio rapidamente a la fuga, y en la huida lo piso al perro por ensima, dañandolo aun mas. La cara de los chicos era de espanto, no era para menos. Por alguna razon que no comprendo, el perro no habia reventado ni nada. Pero su cabeza estaba separada del cuerpo, y su cola tambien. Me parecio una falta de respeto hacia el espiritu de Oliver, dejar su cuerpo tirado en medio de la Av. San Martin, asique me lo cargue en la espalda, y guarde la cabeza y la cola en la mochila. Pensé que luego lo podria comer a la parrilla, habia escuchado que los chinos comen perro asado y queria ver que se sentia. Guarde las partes en la mochila y el silencio se apodero de nosotros. Nadie sabia si llorar o que. Yo estaba feliz que iba a comer perro. Pensé que Ivan iba a estar triste, pero exclamo: -Mejor! Ahora mi mama me va a prestar mas atención a mi!. (Resulta que Susana, la mama de Ivan, le había ordenado dejar su habitación y darsela al perro. Ivan habia estado durmiendo los ultimos meses en el lavadero ). Con Gabi les explicamos a Cami y a Ivan la situacion de Pablo, y decidieron acompañarnos a visitarlo. En el camino conversamos sobre la Pelicula 500 dias con ella. A todos nos gustaba su banda sonora, en especial ese tema de Hall & Oates, "You make my dreams come true".  Llegando al barrio Hunter, nos cruzamos con Caro Wiersma, mi mejor amiga. Estaba caminando por la calle Roca, en dirección a la Barda, pero con una peculiaridad. Llevaba una escopeta en su mano. Nos comento que estaba sin poder dormir, y había salido a matar gente para matar el tiempo. Me pareció una buena idea. Nos escondimos en el canal de riego (en la parte del paseo Jaime de Nevares) y esperamos a que pase algún ser. Pasaron varios, pero solo le apuntamos bien a 5. Dos mujeres, Una vieja y dos hombres, uno era gay me parece. Nos aburrimos de asesinar y reanudamos nuestro curso hacia la casa de Pablo. Cuando llegamos, estaban todas las luces de la casa apagadas. Y se escuchaba desde afuera el tema "Lonely day" de SOAD. No parecía como que había un buen clima adentro de la casa. Tocamos el timbre alrededor de 10 minutos y nadie abría la puerta. Cuando ya nos habíamos cansado de esperar que alguien nos atienda, y estábamos decididos a volver a matar gente, Pablo abrió la puerta. Su aspecto era miserable. Tenia puesta una camiseta de lanus (eso ya es mucho mas miserable), y estaba manchada con vomito. Se había rapado la cabeza, y no llevaba pantalones. En su lugar tenia puesta una de esas raras polleras escocesas. Nos invito a pasar adentro de la casa y nos ofrecio un poco de chorizo con dulce de leche. No sabíamos si era una joda o estaba hablando en serio. Pero al parecer el había cenado eso. Empezamos a consolarlo por el tema de su novia. Quebró en llanto. No me acuerdo muy bien que le dije en ese momento. Pero unos minutos despues le comente lo de la muerte de Oliver, y se fue corriendo al patio sin decirme nada. y desde afuera grito, traete los fosforos, que prendemos un fueguito rapido y lo cocinamos a la parrilla.(...) Cocinamos el perro, y pasamos un buen tiempo en la sobremesa, charlando sobre bueyes perdidos. Pablo se veia mejor, al menos ya no estaba tan deprimido. Podria seguir el cuento.. pero no tengo ganas de escribir mas.. si lo lee bastante gente y comentan, lo sigo.. sino ni da.. jaja.. espero que les haya gustado.. CONTINUARA (si quieren).

6 comentarios:

  1. Jajajajaj Sos un morboso!! seguilo.. ;)

    ResponderEliminar
  2. ta muyy buenoo jereee Seguiloo!!

    ResponderEliminar
  3. Seguilo fantasma. Tenes madera de buen escritor como tu viejo.

    ResponderEliminar
  4. JAJAJA.. ESTA RE BUENOO SEGUILO!

    ResponderEliminar