sábado, 31 de diciembre de 2011

No me mires tanto a los ojos, no quiero que me escuches.



Vos.

No tengo ganas de escribir cosas con tono poetico esta noche, asique voy a escribir todo como me salga y lo voy a publicar asi.
Sigo enamorado de vos. Sabes? sin saberlo vos me obligas a hacer muchas cosas. quise mejorar como persona, y creo que al menos un poco lo logre.
Daria todo por que en algún momento de mi vida me dieras bola. Desde mediados de 2010 sos vos la razón.
Ya nose que hacer. Sigo sin entenderte. Todo bien, yo se que soy feo, pero nunca se me había hecho tan difícil. Nunca me costo hablarle a una chica. A veces premedito nuestras conversaciones, sabias? jaja.
Me matas cuando estamos hablando y te revolves el pelo, te juro que me desconcentro y exploto interiormente por decirte todo.
Creo que sos la unica persona que se olvida de todo y aun asi no me hace enojar.
Me pierdo en tus ojos cada vez que te veo. Intento disimular mi estupidez pero no puedo.
Estoy seguro de que ya te diste cuenta de lo mio, aunque sos tan especial que es imposible saberlo certeramente.
La forma que sonreís con tus ojos.
La forma en que me haces sentir como que soy nada.
La forma en que me ignoras.
La forma en que miras a los gatos esos que no te dan bola porque son buitres y es lo unico que saber ser.
Tu perfecta y imperfeccion y tu inmadurez. Todo eso tuyo me vuelve loco.
Ojala algun dia.
Ojala. Pero se que no.. 



viernes, 2 de diciembre de 2011

Ayer fue el día perfecto para olvidarte. Lástima que no lo supe aprovechar.

martes, 29 de noviembre de 2011

De arriba, de abajo.

Quise escribir un poema pensando en vos, pero luego me di cuenta que todos los otros también hablaban de vos.
Últimamente me conozco a mi tanto como conozco al presidente de Tanzania. Si es que Tanzania tiene presidente.. no se.
No se quien soy, no se que quiero, no se para que quiero lo que quiero, no se. No se y no se.
Un día me siento como Chuck Norris, y al otro como el mayor perdedor que haya pisado la faz de esta asquerosa y al mismo tiempo hermosa tierra.
Cuando luchaste por algo que luego no sabes para que fue y no le podes encontrar sentido te sentís así.
Encima tampoco si esto es por culpa tuya o por culpa mía.. aunque seguramente es culpa mía.. siempre lo es.
Te veo, te miro y te observo, pero ya tampoco se que es esto que siento. Pero si se lo que NO es...   Amor.
Thanks God.
Hoy a la mañana estuve sentado en esa plazoleta de la Av. Argentina en la que siempre me gusta sentarme a pensar bajo los arboles..creo que es la Plazoleta Puerto España.. o algo así.
Pensé de mi pasado, del presente y del futuro. Trato de no pensar en el pasado, quiero fijar mis objetivos en base al futuro, pero me cuesta.
Por algo sera.
¿Te acordas de esa tarde de abril  que dijiste que todo iba a estar bien? ,Bueno, yo estaba ahí, y todavía me acuerdo.. parece que vos no.
Miro las cosas de arriba y de abajo pero nada tiene sentido. Este texto no es la excepción.




sábado, 5 de noviembre de 2011

Hoy mi corazón se exilia en el lugar al que prometí nunca dejarlo emigrar. Pero, vos sabes, las cosas se pusieron insoportables... espero que sea lo mejor.. y un hasta luego

sábado, 22 de octubre de 2011

Menopausia

Quiero desconectarme de todo
De lo bueno y de lo malo, de lo que me perjudica y de lo que me beneficia.
Quiero desconectarme de vos, y de todos.
Quiero desconectarme de la vida y de la muerte.
Quiero volar, quiero escapar, quiero sentir lo que nadie sintio, ser lo que nunca me permiti ser.
Escaparme de todo. Escaparle al futuro, escaparle a la felicidad y a la tristeza. Quiero estrellarme contra un muro y disfrutar del golpe. Quiero. Quiero y no puedo, quiero y no me lo permito.
Quizas algun dia. Espero que no sea demasiado tarde el dia que ese dia llegue.
Hoy tan solo escucharte respirar me asfixia. Hoy soy espectador de la nada, preso politico de mis pensamientos. Una maquina sin sentimientos benignos ni malignos.
Hoy soy el feto que intente abortar y que no pude. Hoy nose lo que soy, solo tengo vagos recuerdos de lo que fui, y una vaga proyeccion de mi futuro. Hoy el pozo es mas profundo que aller, pero menos profundo que manana. La esperanza siempre esta. Espero.

lunes, 17 de octubre de 2011


Nose porque, cada vez que te veo suena esta canción en mi cabeza. La letra no tiene nada que ver. Pero cada vez que observo tus rulos dorados al compas de tu caminar grunge, mis ojos se vuelven esclavos de vos.. no lo puedo negar.

domingo, 4 de septiembre de 2011

Bueno, basicamente, esta imagen resume lo que pasaria si diria en la cara todo lo que escribo aca..

miércoles, 17 de agosto de 2011

El dia que mi mundo dejo de tener sentido

Miércoles 17 de agosto de 2011. 19:36.
 Estoy solo en mi casa, afuera la ausencia de calor se hace notar y el cielo llora. Hoy llegue de la escuela a eso de las 15:00 y no había nadie esperándome, así que aproveche a recostarme en el sillón, pero como es de costumbre, mi cansancio me sumió en un sueño de 4 horas.  Curiosamente mi gata estaba durmiendo cuando llegue, y sigue durmiendo. Empiezo a creer que su corazón dejo de latir. Nunca antes había visto moscas paradas en sus ojos. Quizás es algo normal pero lo acabo de notar.
El barca y el Madrid están jugando y ni siquiera tengo ganas de verlo. ¿Para que ver ese partido si el sábado juega mi querido River Plate contra Colon de Santa Fe (en la B)? No hay comparación.
Acabo de ver sobre la mesa una maleta con dinero. Hay una nota sobre ella. Pero no tiene firma ni destinatario. Solo dice "Te extrañaremos". De seguro fue mi mama que se fue de compras al super y me dejo la plata por las dudas.
Fui a la despensa del barrio a comprar una Cindor. Me hace mucha falta.
Todas las despensas del barrio estaban cerradas, excepto la de Don Carlitos. Entre y toque las manos. Nadie  vino a atenderme. Espere unos minutos por si Don Carlitos estaba muy ocupado en el baño y le era imposible  atenderme. Luego de 15 minutos de espera, agarre una Cindor de la heladera del fondo, y deje los $5 sobre el mostrador.
En mi camino de vuelta a casa, me di cuenta que no había nadie en la plaza jugando al fútbol ni amas de casa chismeándose en las veredas. Corrí hacia mi casa a encender la TV rápidamente por si me estaba perdiendo de algo importante. Todos los canales mostraban tu rostro. Pensé "por fin algo que valga la pena mirar". Pero después de 30 minutos con la misma imagen congelada me empece a preocupar enserio.
Note que el auto estaba guardado en el garaje. Aprovechando que no había trafico, saque el auto y me dispuse a manejar hacia el centro. Creo que Argentina-Brasil estaban jugando por algo importante y nadie me dijo. En la calle solo se escuchaba el latido de mi corazón.  Fui al cine, quería ver Capitán America. Las puertas estaban abiertas pero nadie en el interior. Busque unos anteojos 3D en el deposito, y entre a ver una película  claro esta que anteriormente a sentarme en la butaca, estuve una hora para aprender a reproducir una película en el proyector. Intente en vano, solo lo logre luego de buscar un tutorial en YouTube.
Salí de ver la película, ya eran las 3 de la madrugada. Extrañamente no preocupo la ausencia de la gente. Era la expresión de mis pensamientos figurados finalmente en la realidad.
A la mañana siguiente fui a tu casa a ver si por casualidad te habías largado junto  con todos los otros. Estabas sentada en tu cuarto con los ojos exprimidos de tanto llorar. Trate de consolarte. Nose si lo hice bien pero al menos trate de dar lo mejor de mi. Me abrazaste fuertemente y no me soltaste por un buen rato. Este mundo estaba cobrando sentido por primer vez en 16 largos años. Quisiste ir a dar un paseo con la esperanza de encontrar alguno de esos seres que a los llaman humanos. Ver las calles desoladas te hizo quebrarte en llanto nuevamente. Mi corazón se desoló al verte llorar. Nos recostamos en un banco hasta que te quedaste dormida. Dormida sos todavía mas bella. Mientras dormías agarre un cuatricilo que había abandonado en la calle. Cuando despertaste te lleve a dar unas vueltas. A las nueve de la noche me pediste que te lleve a tu casa. Me quede a dormir ahí. Cenar tus besos fue la plenitud del cielo en la tierra.
Los días postreros fueron para mi los mejores días de mi vida. En contraposición, vos te la pasabas llorando extrañando a todo el mundo. Me di cuenta que no necesitaba a nadie mas. Con vos bastaba. Eras y sos lo único que necesito.
La noche del martes 30 de agosto fui a mi casa a recoger unas cosas que había olvidado. Al regresar no estabas en tu casa. Te busque por tu barrio, por la barda y por el rio. Finalmente te encontré en la plaza. Te divise a lo lejos sobre aquel banco en el cual días atras te habías dormido recostada en mi.
No te quise despertar. Espere a que abrieras los ojos. Mi mundo se empezó a desolar. No despertabas. Fui al kiosco y agarre algunas botellas de agua para tirarte por si habías desmallado. Todo intento fue en vano. Anocheció y el frió calaba los huesos. Te tape con mi campera y mi buzo. En llanto me dormí. Me sentía solo. Al amanecer ya no estabas. Me alegre por saber que no te habías muerto. Me subí al cuatriciclo robado a nadie, y te busque todo el día por la ciudad.  Luego de una semana de búsqueda incesante, estoy escribiendo esto, quizás a donde fuiste tenes Internet, y por casualidad visitas mi blog. Algunos sitios dejaron de estar en linea hace ya varios dias. Facebook y twitter ya no funcionan y no puedo ver si estas conectada en algún lado.
Quiero decirte que sin vos mis días saben a lagrimas. Quiero decirte que esta boca es tuya. Quiero decirte que sin vos el mundo me queda grande. Quiero decirte que sin vos mis oximorones toman sentido completo. Sin vos, las estrellas se olvidan de salir, al menos para mi. Sin vos, este mundo solitario en el que me encuentro es un desierto.
Los flores ya no me huelen bien, los arboles entristecieron, y a mi corazón le cuesta latir. Creo que la vista de la muerte es lo mejor que me puede pasar. Un mundo sin vos es como un ave sin alas, o un pez que no puede respirar en el agua. Un mundo sin vos, es sinónimo de La nada. Así que hoy decidí marcharme también. Nunca me pregunte a donde se fueron los otros. No me interesa saberlo, tampoco quiero irme con ellos. Mis manos sostienen un revolver. Es mi ticket a lo desconocido. Espero volver a verte a donde sea que me vaya.
Chau.

martes, 2 de agosto de 2011

Here comes the sun

Ya nada es lo mismo.. estos sentimientos culminan con el monocromatismo de mis días..fin a mi perdida y confusión. Desorientación generada por llanuras interminables que hoy terminaron. Rostros de felicidad me obligan a olvidar lo que no necesitaba recordar. Vos y tu estúpida costumbre de pensarme indiferente ya no impactan en mi. Ya mis sinapsis no tienen ni tu fragancia ni tu firma. Hoy solo sos una huella, ya no pisas en mi. El futuro comienza a oler a presente, nuevos ojos me iluminan, y solo hacen de vos un memorable recuerdo.. y de mi un nuevo comienzo. En esos pocos días te ame por varias vidas. La rubia de al lado me pregunto por que las bombas de Hiroshima con sabor a miel se desactivaron. Le respondí que no sabia y le fui sincero. Todo termina bajo el sol. Lennon me dijo "we all wanna change this world" y es lo que voy a hacer ahora.

miércoles, 27 de julio de 2011

Un poco de burdagenesis

Hoy fue un día perfecto, de esos días que todos soñamos vivir, de esos días que escasean . De esos días de los que uno nunca se olvida. Uno tendería a pensar que un día perfecto tiene que ser un viernes o un sabado.. pero no, hoy es un martes común y corriente, de un julio no tan común; hoy es uno de esos días que cambian el rumbo de las cosas, como aquella tarde que por casualidad me senté a ver una película barata con mi prima y escuche la musica de T. Swift, o aquel cumpleaños al que fui obligado a ir y conocí a un skater que luego me hizo skater a mi, o esa tarde de junio del 2001 en que levante a un gatito de la calle.
Momentos estúpidos. Pero momentos llenos de vida. La mayoría de los días en una vida son insípidos e incoloros, pasan desapercibidos, solo sirven de relleno para llegar de un día importante hasta otro importante.
Pero cuando llegan estos..  llegan y queres que no se vayan. Nunca sabes cual va a ser el próximo, porque no siempre las expectativas se realizan. La actitud de uno mismo influye. Mucho.  Y no es que hoy haya pasado algo extraordinario. Simplemente me di cuenta de lo feliz que soy. A pesar de todo. Y gracias a todo.
Nose.., puede ser una estupidez para vos. Pero bueno, mi gata se acaba de caer del armario, y me cague de risa, y me puse mas feliz todavía, y el día que ya es noche se perfecciono mas, y me canse de escribir, y me voy a ver tele. Chau.

martes, 26 de julio de 2011

En medio de unos disturbios en Vancouver, una pareja se besa..  El protagonista, mas tarde declaró:
 "-Lo único que hice, fue intentar calmarla...
"

domingo, 24 de julio de 2011

OXIMORON

¿SE DIERON CUENTA QUE VIVO ESCRIBIENDO SOBRE OXIMORONES DE MI VIDA?
POR ALGO ES MI PALABRA FAVORITA..

Aprendiendo las lecciones para ser

Este inverno fue malo, estos labios que siguen sin besar con amor, esta cara que no refleja belleza, esta mente atrofiada por pasiones, este cuerpo que se mueve por obligaciones, esta soledad tan social, este miedo audaz, estos instantes eternos,  Esta ordinaria intriga por el futuro, esta mentira que es verdad. Estos oximorones que a ningún sitio me dirigen.. Nunca me comprenderas. Nunca te comprendere. Si pudieras ubicarte en mi se que tu alma diria que si pero tu mente no. Tus ojos te lo prohibirian. Vivis en el aire. Seguis a las olas. A la luna no tenes nada que envidiarle. Incertidumbre por ignorar si un dia despertare sintiendote indiferente. Apatia por saber que despertas cada dia sintiendome indiferente. Nunca me anime a decirte una verdad. Te quiero tan lejos de mi como cerca. Tu aroma es como nicotina para mi ser. Tus ojos remolinos de confusion. Victima de tus trampas que sin saber has puesto en mi vida. Soy un mendigo que solo mendiga lo que nunca podra tener. Quiero mirarte y no tener que cubrir mi rostro. Espero que me abrazes y me digas -te comprendo. Espero que me mires a los ojos...   

martes, 19 de julio de 2011

Transparente

El otoño de 1985 llegó anticipadamente con los primeros días de marzo.  Mañanas frías y tardes sin sol reemplazaron las tórridas jornadas de Febrero.  Casi como queriendo complotarse con el clima, mi alma comenzó a experimentar  melancolías frecuentes y sin motivos. 
En realidad motivos tal vez tenía para entrar en esas fases. Tal vez a la distancia me parezcan tan superfluos que mi razón se niega a aceptarlos como suficientes y valederos.  Que un noviazgo se rompiera era algo frecuente en aquella etapa de mi vida. Siempre fueron tan efímeros y tan frágiles que se asemejaban a  cristales de nieve que se esfuman en cuanto tocan una piel. Amaba intensamente y a los días esa pasión era indiferencia. Estas oscilaciones son propias de los 15 años aunque a algunas personas le dure toda una vida.
  Entre esas inestables revoluciones almáticas  me encontraba una tarde, en aquel tempranero otoño, mirando unas alamedas que ocultaban el Limay, en el frondoso parque Nepuen Hue.  Disfrutaba de la nostalgia de amar, de desear estar en compañía aunque no supiera exactamente de quien.  Disfrutaba de la soledad aunque  anhelara lo contrario.  Caminé hacia los incipientes ocres de los álamos, figuras tan comunes en el valle. Las traspuse y aparecieron ante mi las aguas transparentes del cause que baja orgulloso de la Cordillera de los Andes. Comencé a pensar en su transparencia. Me parecía maravillosa. Exclusiva. Había tenido la oportunidad de conocer el río Uruguay y sus aguas turbias me habían provocado una sensación  tan rara que no quise bañarme en ellas.  Pero si hay una palabra que define a las aguas del Limay esa palabra es “transparente”.  Me quede extasiado observando el agua cristalina que viajaba apresuradamente a su encuentro con el río Neuquén.
Fue en ese momento en que escuche su voz por primera vez. Provenía de un puesto de venta de bebidas, solitario, sin clientes ni vendedores en esa época del año. Repetía la palabra “transparente”  como si percibiera mi meditar. Eran exactamente las cinco de la tarde. Fue esa sensual  y dulce voz y no el gélido viento  patagónico, la que me hizo sentir un escalofrío que me recorrió la espalda, los miembros y luego cada célula. Esa voz llegó hasta lo más profundo de mi alma, de mi espíritu y de mi  cuerpo. Se detuvo allí por la sencilla razón de que mi ser no se componía de más partes por que si no hubiese continuado sin que nada se lo impidiera.
 Han pasado más de veinte años, pero lo recuerdo con exactitud sorprendente y eso que habitualmente olvido todo.  Pero mi olvido afecta a detalles comunes, intrascendentes, rostros de personas que no han dejado huellas en mí o situaciones banales.  Esta no era una situación a olvidar. Era para guardarla con secreta ternura por el resto de mi vida.
Me acerqué  despacio al lugar de donde provenía aquella voz,  con el temor sincero de encontrarme con un ángel un ada o algún otro ser celestial. Había comprobado hacia unos minutos que estaba solo en aquel inmenso  parque  y esto exponenciaba mi desconcierto.  La voz ahora relataba, con asombrosa coincidencia con mi estado emocional,  un  poema de amor que hablaba de la soledad y la nostalgia, acompañada  con una suave música de fondo.  Miré en las vacías mesas.  Miré entre los árboles y bajo los bancos de madera. Miré incluso en las aguas del río. No había nadie.
  En momentos en que desesperaba por encontrar una respuesta, vi en un escaparate enrejado y sin vidrio, del negocio de bebidas,  un aparato de radio. No quise aceptar que la voz provenía de allí. Era demasiado nítida. Demasiado real. Demasiado hermosa y angelical para que proviniera de un eléctrico e inerte emisor. Descarté obstinadamente esa idea y seguí buscando en vano.
El poema terminó y la voz ahora mencionaba un lugar en el dial. No tuve más remedio que resignarme: provenía del aparato de radio que había visto en el escaparate. Me invadieron unos minutos de fastidio por la decepción, el cual se disipó mágicamente cuando la publicidad cedió el lugar nuevamente al tono suave de sus palabras., las cuales volvieron a hipnotizarme.
No pude concentrarme en lo que escuchaba. Sólo pensaba en su voz. Tal vez sea muy difícil explicar con palabras el profundo terremoto que se generaba en mi interior y que aflojaba toda mi estructura ósea.  Logré tras uno minutos de ausencia temporal y espacial, volver a un estado de conciencia.
 Capté los datos que me desesperaba por retener en mi memoria: La emisora era LU5, el programa se llamaba “Transparente”, se emitía todos los días a las cinco de la tarde y las palabras eran de una mujer llamada “Lía”.
Me enamoré profundamente de esa voz. Le imaginé un rostro, un cuerpo y un alma. Le imaginé un cabello hermoso. Imaginé que caminábamos juntos pisando las hojas caídas, algo solo reservado hasta ahora para mis caminatas  de exquisita soledad. Cada día de ese mes, y de los sucesivos,  a las cinco de la tarde,  en el lugar en el que me hallare, me encontraba con ella, aunque ella no lo supiera. La idealicé hasta lo sublime. No había en ella defecto alguno. Su belleza, ternura y encanto mutaban  día a día hacia una perfección idílica.  Era quien llenaba mi soledad. Era la receptora de mi más puro amor adolescente. Era la manzana de mi deseo.  Era todo lo que necesitaba en aquella inestable etapa  de mi vida.
Me molestaban otras compañías en ese horario, el cual había reservado para nuestra distante intimidad. Hablaba de ella con mis amigos, con la misma naturalidad que ellos lo hacían de sus enamoradas reales. Siempre me pedían que se las presentara  y yo eludía el tema con artilugios variados. En ciertas ocasiones lo imaginado parece más natural que lo real.
Pasó aquel otoño y también el invierno y lo que se resguardaba en mi interior pujaba por salir a la luz.. Los sentimientos tienden, por naturaleza, a la falta de moderación; se niegan a permanecer ocultos, no conocen la discreción, aspiran a ser revelados, a ser proclamados para que todos puedan contemplarlos. Un día de septiembre, como quien no quiere despertar de un sueño hermoso por la certeza de que descubrirá que no es real,   quise conocerla personalmente. Idee un plan y luego otro.  Ninguno me animaba a concretar.  No me era posible determinar a que le temía.  Tal vez era a la posibilidad de que me tomara por un psicópata y no entendiera mis nobles y románticas intenciones. Tal vez  a una cruel indeferencia o burla la cual no estaba preparado para soportar.  Tal vez era la suma de todos mis temores y ninguno en particular, pero era necesario terminar con la incertidumbre. Tomé coraje y decidí despertar del sueño. Los sentimientos le ganaron a la razón la pugna por ser proclamados.
 Durante la emisión del programa llamé a la radio. Me atendió un simpático operador. Mi nerviosismo me hacia incoherente.  Pedí hablar con ella aludiendo que se trataba de un tema personal pero en ese momento, mi amada Lía  no pudo atenderme. Me explicaron amablemente que concurriera a la emisora al día siguiente, más precisamente  a las seis de la tarde de un viernes.
Las horas previas al encuentro pactado tardaron  en transcurrir lo que tarda un siglo. Los temores ya enunciados afloraron con toda sus artimañas y poder. Pero no fueron estos los que más temía sino uno que hasta ese momento no había aparecido: el de confrontar lo idealizado por mi imaginación con la realidad.  La  Lía  que mi  mente había formado seguramente era muy distinta a la real, a la que conocería en pocas horas.  Por favor, estimado lector de este modesto relato,  léase “distinta” en un sentido integral y no solamente físico, lo cual era lo que menos me preocupaba. Este detalle solo cuenta en una primera etapa del enamoramiento entre dos seres y pierde significado a medida que se ama y se conoce  más profundamente.
A las cuatro de la mañana de ese viernes logré conciliar el sueño y casi automáticamente sonó el despertador a las siete. Concurrí al colegio solo en cuerpo, mi mente estaba pensando en las seis de la tarde y esto me valió más de una reprimenda por parte de mis profesores.  Quería que las horas se consumieran rápidamente y este deseo solo provocaba que se tornasen  eternamente lentas.  Al medio día no volví a casa. Tenía deseos de pensar tranquilo a orillas del Limay, en el mismo lugar en que meses atrás había comenzado todo. Reviví aquel momento con nostalgia y profunda emoción. Meditaba en que en todo el universo, sólo yo conocía de ese amor. Que nada me lo podía arrebatar al menos que decidiera voluntariamente renunciar a el. Me pertenecía en absoluta propiedad como nos pertenecen sólo los pensamientos. Esta certeza irrefutable trajo la paz que estaba necesitando y a las cuatro de la tarde de ese viernes de septiembre dejé el parque Nepen Hue, para dirigirme al lugar del esperado encuentro.
Llegué a la recepción de la radio unos minutos antes de la hora de la cita. Me hicieron sentar en un incómodo  sillón de algarrobo de almohadones floreados. Lía estaba retrasada con la producción del programa y en unos minutos me atendería. Utilice el tiempo para ordenar los poemas que le había escrito con tanta dedicación, los cuales pensaba regalarle. En realidad le pertenecían a ella. Volvió a mi mente la idea de que la existencia de ese amor solo era por  mí conocida y esta situación estaba a punto de cambiar. También volví a pensar que sería “integralmente” distinta a la Lía de mi mente. Distinta a la Lía de mis sueños. Las pulsaciones de mi corazón se aceleraron al punto tal que me dolía respirar. En ese momento alguien entró a la radio, dejando la puerta, que da a la vereda de la calle, abierta. No pude resistir la invitación a huir.
Corrí inconscientemente. Corrí sin rumbo. Corrí como sólo alguien de quince años puede hacerlo. Al cabo de un cuarto de hora me encontraba nuevamente a orillas de mi transparente amigo de soledades.  Tenía en mis manos los poemas de Lía.  Los leí uno por uno por última vez, mojando algunas hojas con escurridizas lágrimas que se escapaban de mis mejillas. Siempre es doloroso renunciar a un amor, sea este del mundo real o del universo de los imposibles.  Luego los arroje al río. Si no estaban en poder de Lía, sólo él era digno de recibirlos.  Sentí en aquel momento la paz que se siente solo cuando se sabe que se ha tomado una decisión correcta.
Los meses pasaron y un amor  adolescente, fresco, dulce y angelical, pero sobre todo real, tocó mi puerta.  En cierta oportunidad me preguntó si había amado antes. Contesté con sinceridad absoluta: Sólo en sueños.

lunes, 18 de julio de 2011

Pensamientos pasajeros de una madrugada de domingo

Sentirse solo cuando sabes que no es así. Sentirse abandonado por quienes pensaste nunca te abandonarían. Llorar interiormente por verlos pasar indiferentes. No les importo. Hacen de cuenta que no me ven, ponen excusas. Me ven pero no me observan. Solo buscan charlar, reírse y largarse. Soy un alma también, todo bien con que no sea el mas sentimental, pero algo adentro tengo también. Duele. Que les hables y hagan de cuenta que no escuchan. Duele. Que las personas que pensaste que eran algo, no lo son. Hay honrosas excepciones, claro, pero son dos o tres, siendo generosos. Quizás este errado.  Nunca en mi vida me sentí asi, es algo nuevo para mi, este cóctel de tristeza, decepción, soledad, y nostalgia. Sentir que Lennon escribió Yesterday pensando en mi. Estas ganas de sostener una Mágnum en mis manos y hacerla útil generando una jarana de alegría y alboroto. Este lamento boliviano. Este tango sin milonga. Estas ganas de incinerar  a Lavey, Nietszche, tu vieja, tu primo y algunos cuantos mas y saber que no puedo hacerlo. Este funeral que no es mio, y si yo lo encargue no quiero firmar el remito.Exijo el cambio de la mercadería. Prejuicios con y sin fundamento. Amor transformado en odio fruto de la insipidez de las situaciones y de tu estupor. Sentimientos sin base, ni pasado, que me conducen a la calle Melancolía. Sentimientos que no son verdad, que tocan mi puerta como un vendedor ambulante, al que nunca atenderé, pero molesta igual. Falta de cortesía de mi parte. Falta de madurez. Falta de viveza. Falta de humildad. Falta de inteligencia. Falta de muchas cosas que supe tener. Que tengo. Pero la ceniza los tapo. Hoy anhelo el ayer y el futuro simultáneamente.
Si hay que buscar un autor de este cuento el único culpable soy yo. Y vos, y aquel de alla también. Pero sobre todo yo... Decí que solo son pensamientos pasajeros de una madrugada de domingo, sino estaría peor que Han Solo en las manos de Java el Jatt.

domingo, 17 de julio de 2011

No hay plan A ni plan B

En la génesis de un sueño me encuentro. En la quermes de planificar mi futuro. Mi futuro que no es mio, sino que es tuyo. Es nuestro. Tirado en el living de mi casa, me asomo por la ventana y observo todo lo que nos aguarda. El cristal me impide tocarlo, quizás sea solo un efecto visual, pero en el fondo se que no hay nada mas real. Nos puedo ver. Primero me observo a mi., libre por estar junto a vos, y junto a El. Apasionado. En la carrera de conquistar el propósito de nuestras vidas.Cansado, hablar de esperanza dentro de tanta apatía no es fácil. Luego te observe a vos, relajada, sentada del lado del acompañante. Me estas haciendo reír como siempre. Me haces feliz, porque mi amor no termina en vos, sino que en vos empieza. Sos mi mas grande hazaña, frágil como una gota pero al mismo tiempo sos Churchill con pollera. Me sostenes. Me contenes. Juntos iremos por la carretera de la vida, cantando versos de John y Paul, junto a los hijos que algún dia en algún lado llegaran. No hay plan A ni tampoco plan B. El plan es no tener plan. Let it be, y las cosas tomaran su rumbo si estamos juntos.

domingo, 10 de julio de 2011

Cuando el amor y el odio colisionan

Once upon a time i was me. The streets were mine. But when you came into my mind.. everything fucked up.
Hubo un tiempo. No muy lejano. En donde no te pensaba. En donde no me importabas. Solo me importaba tener una tabla debajo de mis pies y disfrutar. Hubo un tiempo. Pero pasó. Hoy la cosas son diferentes. Ya no me interesa nada. Si no te puedo tener a vos. Si no te puedo abrazar. Si no puedo morder tus labios. Te daría todo. TODO. Pero a vos no te interesa. Infeliz. Ni siquiera puedo hablar con vos. No lo soporto. Lo peor es que vos lo soportas menos. Solo te interesa tener alguna razón para reírte. Pero en el fondo estas desolada. Lo he observado. Al menos es lo que parece. Y esta bien. Te lo mereces, por ser el veneno y el antídoto. Si por darlo todo, me garantizaran que vos seas mía, daría todo una eternidad si fuese necesario. Y al mismo tiempo daría nada. Pero te necesito al fin y al cabo. El problema no pasa por si te quiero o no. Por si te soporto o no. El problema es ese, simplemente te necesito. La sonrisa de dios se refleja en tu cara. Y no te voy a perder. No lo voy a permitir. Ni siquiera te tengo todavía. Pero lo presiento. Lo se. Mi vida pertenece a tu lado. Que lastima que vos no lo sepas todavía. Que lastima que vos no lo anheles. Pero no me puedo rendir. No es posible rendirse antes de que empiece la guerra. No es posible para mi por lo menos.
Soy feliz. Soy libre. Tengo la verdad en mi corazón. Pero sin vos... no se que hacer. Y es por eso que te necesito. Te amo, pero te odio por haberme dejado en este abismo de confusión y tristeza. Solo vos me podes rescatar de acá. Y es desesperante saber que no te interesa salvarme. Sueño con el día en que golpees la puerta de mi casa y preguntes si estoy. Solo me queda la fe. Tengo la convicción de lo que todavía no es. Pero se que va a ser. Algún día.

miércoles, 6 de julio de 2011

Otra madrugada de desvelo me llevo hacia vos.

Llego el invierno, y parece que esta vez se lo tomo enserio.. Pensé que quizás para esta época del año ya las cosas tornarían un rumbo diferente. Pero no fue así. Trate de alejar mis pensamientos. Trate de alejarlos de vos. Pero una mirada basto para que mis planes fracasaran. No depende de mi. Creo. Yo que se.  Sos demasiado Barkatos*. Pensé que para el invierno yo ya habría madurado. Pero no. Tampoco. Y vos menos. Eso es lo que mas me preocupa. O quizás no. Es mejor así. No sos para mi. Y todo el universo me lo vive reiterando. Incluida vos. Ya nose que hacer. Te ignoro. Trato. Estas en todos lados. Últimamente tengo la habilidad de encontrar tu cara hasta en las vetas de la madera. Una nube tenia la forma de tu rostro el otro dia. Y nose porque todas las palabras del diccionario tienen alguna relacion con tu nombre. Al mundo parece que le gusta torturarme. Se siente como tratar de volar sabiendo que no tenes alas. Y ya me estrelle varias veces contra el piso. Y no se siente nada bien. Que mas puedo hacer, la fe es lo ultimo que se pierde. Espero que para la primavera las cosas cambien. No es que piense que las estaciones tienen algo de influencia sobre las situaciones. Bueno, capaz que si, un poco. No mucho. Para la primavera pasada tenia el mismo anhelo. Y para la anterior tambien. Pero de mi no depende. El calor tardara en llegar lo que dura el invierno. Y pasara con Pena y con Gloria, espero. Con lo que va del invierno bastante pena tuve ya, la gloria se esta asomando. Pero si miro desde arriba hay otras cosas por las que mostrar los dientes y sonreir. Muchas otras. Pero vos manchas todo. Y al mismo tiempo lo coloreas. Sos asi. Lamentablemente. Ya ni siquiera quiero entrar a este blog. Solo me incita a pensarte... Aun mas.

martes, 28 de junio de 2011

Que Lastima.

Siempre me digo a mi mismo. soy nada., somos nada. El universo es infinito. El tiempo tambien. Ocupamos un espacio infimo en los dos anteriormente mencionados. Luego morimos. Entonces, para que tanto? Todos terminamos enterrados en un cementerio. Presidentes, Cirujas, Docentes, Ladrones y/o Politicos, Curas, etc.. TODOS. Algunos cambian el rumbo de las cosas. Algunos aprovechan sus cortas vidas. Otros no. Algunos se desloman estudiando, generando nuevos negocios. Otros simplemente abandonan los estudios y deciden vivir del estado. Algunos tienen la capacidad de pensar y nacen para liderar. Otros nacen para ser liderados. Podes marcar la diferencia, o seguir a la masa.
POR FAVOR alguien que me mate el día que me una con la ideología de la masa. Vivimos en tiempo en donde mucha gente se cree ser revolucionaria por el solo hecho de pertenecer a un gremio y estar en contra de todo, siempre protestar, vivir en el rencor, y erróneamente esa gente se la toma como los revolucionarios. Cuando en realidad solo siguen una corriente de pensamiento destructivo para ellos y para la sociedad. ¿Como pueden seguir tan resentidos por hechos que pasaron 30 años atrás? ¿Como pueden elogiar a asesinos como el Che? (incluso algunos se lo tatúan!) ¿Como podes cortar una calle?, sin que te importe la otra gente? ¿COMO?
Llegamos a una instancia en donde ser un verdadero rebelde es ser Conservador. La sociedad Argentina esta tan enferma con ideologías que supuestamente son plurales y abiertas, pero que en el fondo son ideologías de muerte. Últimamente mucha gente se ha promulgado a favor de el aborto. Es decir, se ha promulgado a favor de el asesinato de bebes, disfrazándolo con los derechos de la mujer.
Yo nunca me voy a dejar infectar por estas ideologías. Nunca. Y ya estoy sufriendo las consecuencias. Pero a los que estén en contra mio les quiero decir: Voy a ir hasta el final. Y voy a sufrir las consecuencias. Nunca voy a hacer lo que me conviene. Siempre voy a hacer lo que este bien. Y volviendo a la introducción, que hasta ahora parece medio descolocada, vuelvo a preguntar, ¿Para que tanto?. Por el simple hecho de que si estamos en el mundo, es por algo. Vos y yo tenemos un propósito. Y yo voy a dejar marca en este mundo para llegar a mi proposito. No va a ser facil. No se me esta haciendo facil. Pero mi nombre va a estar en los libros de Historia. Y parece que a alguna gente le esta empezando a molestar. Que lastima.
¿Tienes enemigos? Bien. Eso significa que has defendido algo, alguna vez en tu vida. -Oscar Wilde

sábado, 25 de junio de 2011

Piña de realidad.

No creas en el amor a los 15 años. o a los  16. No existe. No estamos hechos para eso. Un poco después capaz, pero ahora no. Es todo mentira. Son meses en que los sentimientos te engañan y llegas a pensar que es real, pero una mañana, te despertas con un aire diferente, que te hace darte cuenta que todo es una farsa. Esa mañana te levantas indiferente a lo que sentiste la mañana anterior. Y te sentís alivianado. Al menos a mi me pasa así. No entiendo porque. Ayer eras perfecta, hoy pienso que sos la candidata numero uno a ganarte el premio a la mina mas inservible/inmadura/tarada/nose del mundo. Y es que es así, según dicen los que saben, y los que dicen saber, las hormonas están al palo y suele pasar. Para mi no son las hormonas.. sinceramente, pienso que la estupidez esta al palo. De chico observaba a los adolescentes, y los veía tan estúpidos. No me equivocaba, soy..somos estúpidos. Todos!, hasta vos, gil, que te crees que tenes la vida hecha y que sos un winner. Sos nada infeliz!. (...) creo que me estoy descargando de varias cosas. Ni mi gata me quiere en este momento. Me acaba de rasguñar y se fue a cagar en las piedritas. Pero bueno, siguiendo con el tema, hoy me di cuenta de eso básicamente, que cuando pensé que eras LA mina, y ya había empezado a flashear todo nuestro futuro, una piña de realidad golpeo mi cara, y me hizo despertarme del gas de estupidez y enamoramiento en el que estaba inmerso. Y espero que ese gas se aleje por un buen tiempo. Por años si es posible. Y vos también. Bitch.


jueves, 23 de junio de 2011

Puede que no seas perfecta

Puede ser que no seas perfecta, que no tengas el mejor cuerpo. Puede ser que no seas la mas hermosa. Puede ser que no seas la mas femenina. Puede ser que no seas la mas culta, también puede ser que no seas la mas madura. Incluso algunos dicen que sos anti estética, desagradable, deforme, repugnante y repelente. Pero a mi no me importa. Nadie me hace sentir bombas de iroshima con sabor a miel en el estomago, pero vos sos la excepción. En mi vida tuve la oportunidad de conocer varios lugares del mundo, y es increíble que el ser mas hermoso se encuentre en una ciudad de 50.000 habitantes como Plottier. La mujer de mis sueños seria seguramente una mujer alta, rubia, con grandes bustos, y de ojos claros... pero me he dado cuenta que vos sos mejor que la mujer de mis sueños. Mucho mejor. Como canto Sabina, no sos las mas guapa del mundo, pero sos mas guapa que cualquiera. Solo a vos se te ocurre pensar, decir y hacer cosas como las que haces, es por eso que hoy digo: Puede que no seas perfecta, pero tus defectos son encantadores.

    lunes, 20 de junio de 2011

    Cuento sobre un extraño sueño que tuve hace unos dias atras.. PARTE 2

    ... Marcos me pidió perdón, me explico que necesitaba comprarse una entrada para ir a ver a Pablo Lescano al Ruca che, y no tenia plata para ir. Entonces le recomendé un kiosco a donde podia ir a robar, que seguro iban a tener mucha guita. Me agradeció, se subió a la moto, y se fue. Seguí caminando en dirección a la casa de Pablito Scialabba.. A las cuadras me volví a encontrar con Gabi, el forro nunca habia vuelto a fijarse si me había pasado algo, igual no le reproche nada. Yo hubiera hecho lo mismo. Cuando ibamos por la plaza, nos encontramos con Camila Barabaschi y Ivan Hryniuk, Otros amigos mios. La primera, una loca que vivia en su mundo. El segundo, un obsesionado con el tenis, estudioso y muy calenton amigo mio. Mi primer amigo habia sido el. Es de esas personas que nunca te va a hacer sentir solo. Volviendo a la historia.. les pregunte que hacian por esas horas en la plaza, y me dijeron que andaban buscando a Oliver, el perro de ivan, que se habia escapado. No me terminaron de responder que se escucha un bozinazo, acto seguido una frenada de auto. Luego, un PUM. sisi, un PUM. Miramos hacia la calle. Y si, era Oliver. El auto era un Ford Falcon, se dio rapidamente a la fuga, y en la huida lo piso al perro por ensima, dañandolo aun mas. La cara de los chicos era de espanto, no era para menos. Por alguna razon que no comprendo, el perro no habia reventado ni nada. Pero su cabeza estaba separada del cuerpo, y su cola tambien. Me parecio una falta de respeto hacia el espiritu de Oliver, dejar su cuerpo tirado en medio de la Av. San Martin, asique me lo cargue en la espalda, y guarde la cabeza y la cola en la mochila. Pensé que luego lo podria comer a la parrilla, habia escuchado que los chinos comen perro asado y queria ver que se sentia. Guarde las partes en la mochila y el silencio se apodero de nosotros. Nadie sabia si llorar o que. Yo estaba feliz que iba a comer perro. Pensé que Ivan iba a estar triste, pero exclamo: -Mejor! Ahora mi mama me va a prestar mas atención a mi!. (Resulta que Susana, la mama de Ivan, le había ordenado dejar su habitación y darsela al perro. Ivan habia estado durmiendo los ultimos meses en el lavadero ). Con Gabi les explicamos a Cami y a Ivan la situacion de Pablo, y decidieron acompañarnos a visitarlo. En el camino conversamos sobre la Pelicula 500 dias con ella. A todos nos gustaba su banda sonora, en especial ese tema de Hall & Oates, "You make my dreams come true".  Llegando al barrio Hunter, nos cruzamos con Caro Wiersma, mi mejor amiga. Estaba caminando por la calle Roca, en dirección a la Barda, pero con una peculiaridad. Llevaba una escopeta en su mano. Nos comento que estaba sin poder dormir, y había salido a matar gente para matar el tiempo. Me pareció una buena idea. Nos escondimos en el canal de riego (en la parte del paseo Jaime de Nevares) y esperamos a que pase algún ser. Pasaron varios, pero solo le apuntamos bien a 5. Dos mujeres, Una vieja y dos hombres, uno era gay me parece. Nos aburrimos de asesinar y reanudamos nuestro curso hacia la casa de Pablo. Cuando llegamos, estaban todas las luces de la casa apagadas. Y se escuchaba desde afuera el tema "Lonely day" de SOAD. No parecía como que había un buen clima adentro de la casa. Tocamos el timbre alrededor de 10 minutos y nadie abría la puerta. Cuando ya nos habíamos cansado de esperar que alguien nos atienda, y estábamos decididos a volver a matar gente, Pablo abrió la puerta. Su aspecto era miserable. Tenia puesta una camiseta de lanus (eso ya es mucho mas miserable), y estaba manchada con vomito. Se había rapado la cabeza, y no llevaba pantalones. En su lugar tenia puesta una de esas raras polleras escocesas. Nos invito a pasar adentro de la casa y nos ofrecio un poco de chorizo con dulce de leche. No sabíamos si era una joda o estaba hablando en serio. Pero al parecer el había cenado eso. Empezamos a consolarlo por el tema de su novia. Quebró en llanto. No me acuerdo muy bien que le dije en ese momento. Pero unos minutos despues le comente lo de la muerte de Oliver, y se fue corriendo al patio sin decirme nada. y desde afuera grito, traete los fosforos, que prendemos un fueguito rapido y lo cocinamos a la parrilla.(...) Cocinamos el perro, y pasamos un buen tiempo en la sobremesa, charlando sobre bueyes perdidos. Pablo se veia mejor, al menos ya no estaba tan deprimido. Podria seguir el cuento.. pero no tengo ganas de escribir mas.. si lo lee bastante gente y comentan, lo sigo.. sino ni da.. jaja.. espero que les haya gustado.. CONTINUARA (si quieren).

    ¿Que es la verdad?

    Vos tenes tu verdad y yo la mía- Depende del punto que lo mires- No existe la verdad...
    Todas esas estupideces he escuchado últimamente, y realmente me molesta tanto el relativismo en el que la sociedad esta inmerso. No dejes que toda esa basura entre a tu mente. La verdad es una sola. Digan lo que digan, es una. Lo blanco es blanco y lo negro es negro. La única verdad es la realidad. Y la realidad es una sola.
    Este post termina acá, es corto, pero tenia ganas de decirlo.

    sábado, 18 de junio de 2011

    No me vas a entender. Ni siquiera me entiendo yo.

    Amo la forma en que caminas. Amo la forma en que me miras. Amo la forma en que no me miras. Amo la forma en que me ignoras. Amo la forma en que te reis. Amo tus ojos. Amo tu boca. Amo tu nariz. Amo tus piernas. Amo tu pelo. Amo tu perfume. Amo tu ropa. Amo tu ignorancia. Amo tu inmadurez. Amo el tartamudeo que me sale cuando hablo con vos. Amo las cosas que decis. Amo que seas tan fresca. En vos todo brilla. En vos todo es perfecto..
    Odio la forma en que caminas. Odio la forma en que me miras. Odio la forma en que no me miras. Odio la forma en que me ignoras. Odio la forma en que te reis. Odio tus ojos. Odio tu boca. Odio tu nariz. Odio tus piernas. Odio tu pelo. Odio tu perfume. Odio tu ignorancia. Odio tu inmadurez. Odio que me hagas tartamudear. Odio las pavadas que decis. Odio que seas tan fresca. Odio que en vos todo brille.
    Estoy hasta las manos. Somebody tell me what the hell is going on inside me., porque si esto sigue asi, nose donde voy a terminar. No quiero terminar como esos locos que se ponen de novios y despues se casan. No quiero. Si alguien quiere desperdiciar una bala en mi esta en todo su derecho.

    miércoles, 15 de junio de 2011

    Van a cambiar

    Es una triste imagen
    el golpe final te golpea
    alguien consige lo que
    vos querias de nuevo

    sabes que es todo lo mismo
    otra hora y lugar
    se repite la historia 
    y te estas hartando de ella
    pero creo en cualquier cosa que hagas
    y haria cualquier cosa por poder verlo
    porque estas cosas van a cambiar

    podes sentirlo?
    esas barreras que nos ponen
    para detenernos se caerán
    es una revolución 
    llegara el tiempo para nosotros
    para finalmente ganar...
    y cantaremos aleluya
    y cantaremos aleluya

    es por eso que hemos sido mas 
    los amenazados y acorralados
    es dificil luchar cuando la batalla no es justa 
    somos cada vez mas fuertes
    encontramos cosas
    que ellos nunca encontraran
    ellos podrán ser más grandes
    pero nosotros somos más rapidos
    y nunca tenemos miedo
    podes irte y decir: "no nesecitamos
    esto", pero hay algo en tus ojos
    que dice:"podemos ganar esto"

    porque estas cosas van a cambiar

    podes sentirlo?
    esas barreras que nos ponen
    para detenernos se caerán
    es una revolución 
    llegara el tiempo para nosotros
    para finalmente ganar...
    y cantaremos aleluya
    y cantaremos aleluya

    Raro

    Siempre me pregunto cual es la próxima gran cagada que me voy a mandar. Cada vez que cometo alguna, instantáneamente me arrepiento, y me lamento una y mil veces haberla cometido. Intento darme cuenta cuales fueron las razones, las situaciones y los motivos que me llevaron a hacerla; y cuando las encuentro, procuro no cometer los mismos errores. Seria lindo decir que me sirve de algo hacerlo, pero la verdad es que no. Por que de alguna u otra manera, siempre vuelvo a cometer una mas grande que la otra. Vuelvo a lamentarme, y al momento de buscar las razones de porque lo hice, siempre son diferentes. Me sorprendo a mi mismo lo creativo que puedo ser, siempre encuentro una nueva forma de equivocarme. Si no es una mentira, es una metida de pata, o un acto de torpeza, o una desobediencia, etc.  Pero siempre son variadas y originales. No es que me jacte de esto, simplemente lo menciono. Y al fin y a cabo creo que una parte de mi , inconscientemente, buscar generar cagadas alucinantes, de esas que hacen poner histérica a mi mama. Me arrepiento de todas ellas, pero creo que me gusta ser así. Ahora que lo pienso si, me gusta mucho. No soportaría ser el chico correcto de promedio 10.., lo detestaría. Me gusta ser desalineado y que a veces, cada tanto, la gente sienta vergüenza ajena por las cosas que hago y digo, y me gusta aun mas cuando se enojan conmigo. Soy raro, ya se. Pero soy un raro feliz.

    lunes, 13 de junio de 2011

    Wish I'd never grown up, It could still be simple

    Mi mama me acuso de haber perdido la cabeza. Mi papa me sentó a hablar y me pregunto que me estaba pasando; por que razón estaba tan tarado. Por que razón, de repente, empece a escuchar Jose Luis Perales. No lo se. Me pregunto yo, por que me esta interesando tan poco la escuela. Por que ya ni salgo a patinar. Por que cambie mis buzos por sweters. Porque prefiero escuchar a Sabina en vez de Blink 182. Tambien no entiendo porque colgue posters de Taylor Swift en mi habitacion, me parece algo tan idiota y cursi. Las cosas estan cambiando, la gente que admiraba, al parecer no eran lo que yo pensaba, no digo que me hayan decepcionado, simplemente eran otra cosa. Me di cuenta que muchos de mis amigos eran circunstanciales; cuando las vacas gordas se marcharon, ellos se fueron junto con ellas. La cajita feliz me volvio a gustar.  Lo que para mi era seguro lo puse en tela de juicio. Dije y afirme que no queria tener una vida tranquila, que queria trastornar todo, pero cuando la vida dejo de ser tranquila y las cosas se trastornaron no me gusto mucho. Igual prefiero eso a la llanura en la que estaba inmerso. De repente Cristina Kirchner me empezo a caer bien y un socialista que anda dando vueltas por ahi, tambien. En este tiempo tengo que decidir el rumbo de mi vida, y cuando me di cuenta de esto preferi volver al jardin. De chico pensaba que a los 16 ya iba a ser todo un "hombre". Hoy me miro y no estoy ni cerca. La cara de nene se esta yendo, pero la inmadurez y las ganas de estar cerca de mi mama siguen. No entiendo nada. Al menos no estoy solo, busque la palabra "Confusion" en Yahoo! Respuestas y hay un monton de gente en la misma situacion que yo. (a excepcion de un chico que estaba confundido porque le gustaba comer sus heces, jaja). Lo unico que se es que algo grande esta a la espera.

    El libro de arena

    La línea consta de un número infinito de puntos; el plano, de un número infinito de líneas; el volumen, de un número infinito de planos; el hipervolumen, de un número infinito de volúmenes... No, decididamente no es éste, more geométrico, el mejor modo de iniciar mi relato. Afirmar que es verídico es ahora una convención de todo relato fantástico; el mío, sin embargo, es verídico.
    Yo vivo solo, en un cuarto piso de la calle Belgrano. Hará unos meses, al atardecer, oí un golpe en la puerta. Abrí y entró un desconocido. Era un hombre alto, de rasgos desdibujados. Acaso mi miopía los vio así. Todo su aspecto era de pobreza decente. Estaba de gris y traía una valija gris en la mano. En seguida sentí que era extranjero. Al principio lo creí viejo; luego advertí que me había engañado su escaso pelo rubio, casi blanco, a la manera escandinava. En el curso de nuestra conversación, que no duraría una hora, supe que procedía de las Orcadas.
    Le señalé una silla. El hombre tardó un rato en hablar. Exhalaba melancolía, como yo ahora.
    -Vendo biblias -me dijo.
    No sin pedantería le contesté:
    -En esta casa hay algunas biblias inglesas, incluso la primera, la de John Wiclif. Tengo asimismo la de Cipriano de Valera, la de Lutero, que literariamente es la peor, y un ejemplar latino de la Vulgata. Como usted ve, no son precisamente biblias lo que me falta.
    Al cabo de un silencio me contestó:
    -No sólo vendo biblias. Puedo mostrarle un libro sagrado que tal vez le interese. Lo adquirí en los confines de Bikanir.
    Abrió la valija y lo dejó sobre la mesa. Era un volumen en octavo, encuadernado en tela. Sin duda había pasado por muchas manos. Lo examiné; su inusitado peso me sorprendió. En el lomo decía Holy Writ y abajo Bombay.
    -Será del siglo diecinueve -observé.
    -No sé. No lo he sabido nunca -fue la respuesta.
    Lo abrí al azar. Los caracteres me eran extraños. Las páginas, que me parecieron gastadas y de pobre tipografía, estaban impresas a dos columnas a la manera de una biblia. El texto era apretado y estaba ordenado en versículos. En el ángulo superior de las páginas había cifras arábigas. Me llamó la atención que la página par llevara el número (digamos) 40.514 y la impar, la siguiente, 999. La volví; el dorso estaba numerado con ocho cifras. Llevaba una pequeña ilustración, como es de uso en los diccionarios: un ancla dibujada a la pluma, como por la torpe mano de un niño.
    Fue entonces que el desconocido me dijo:
    -Mírela bien. Ya no la verá nunca más.
    Había una amenaza en la afirmación, pero no en la voz.
    Me fijé en el lugar y cerré el volumen. Inmediatamente lo abrí.
    En vano busqué la figura del ancla, hoja tras hoja. Para ocultar mi desconcierto, le dije:
    -Se trata de una versión de la Escritura en alguna lengua indostánica, ¿no es verdad?
    -No -me replicó.
    Luego bajó la voz como para confiarme un secreto:
    -Lo adquirí en un pueblo de la llanura, a cambio de unas rupias y de la Biblia. Su poseedor no sabía leer. Sospecho que en el Libro de los Libros vio un amuleto. Era de la casta más baja; la gente no podía pisar su sombra, sin contaminación. Me dijo que su libro se llamaba el Libro de Arena, porque ni el libro ni la arena tienen principio ni fin.
    Me pidió que buscara la primera hoja.
    Apoyé la mano izquierda sobre la portada y abrí con el dedo pulgar casi pegado al índice. Todo fue inútil: siempre se interponían varias hojas entre la portada y la mano. Era como si brotaran del libro.
    -Ahora busque el final.
    También fracasé; apenas logré balbucear con una voz que no era la mía:
    -Esto no puede ser.
    Siempre en voz baja el vendedor de biblias me dijo:
    -No puede ser, pero es. El número de páginas de este libro es exactamente infinito. Ninguna es la primera; ninguna, la última. No sé por qué están numeradas de ese modo arbitrario. Acaso para dar a entender que los términos de una serie infinita aceptan cualquier número.
    Después, como si pensara en voz alta:
    -Si el espacio es infinito estamos en cualquier punto del espacio. Si el tiempo es infinito estamos en cualquier punto del tiempo.
    Sus consideraciones me irritaron. Le pregunté:
    -¿Usted es religioso, sin duda?
    -Sí, soy presbiteriano. Mi conciencia está clara. Estoy seguro de no haber estafado al nativo cuando le di la Palabra del Señor a trueque de su libro diabólico.
    Le aseguré que nada tenía que reprocharse, y le pregunté si estaba de paso por estas tierras. Me respondió que dentro de unos días pensaba regresar a su patria. Fue entonces cuando supe que era escocés, de las islas Orcadas. Le dije que a Escocia yo la quería personalmente por el amor de Stevenson y de Hume.
    -Y de Robbie Burns -corrigió.
    Mientras hablábamos, yo seguía explorando el libro infinito. Con falsa indiferencia le pregunté:
    -¿Usted se propone ofrecer este curioso espécimen al Museo Británico?
    -No. Se le ofrezco a usted -me replicó, y fijó una suma elevada.
    Le respondí, con toda verdad, que esa suma era inaccesible para mí y me quedé pensando. Al cabo de unos pocos minutos había urdido mi plan.
    -Le propongo un canje -le dije-. Usted obtuvo este volumen por unas rupias y por la Escritura Sagrada; yo le ofrezco el monto de mi jubilación, que acabo de cobrar, y la Biblia de Wiclif en letra gótica. La heredé de mis padres.
    -A black letter Wiclif! -murmuró.
    Fui a mi dormitorio y le traje el dinero y el libro. Volvió las hojas y estudió la carátula con fervor de bibliófilo.
    -Trato hecho -me dijo.
    Me asombró que no regateara. Sólo después comprendería que había entrado en mi casa con la decisión de vender el libro. No contó los billetes, y los guardó.
    Hablamos de la India, de las Orcadas y de los jarls noruegos que las rigieron. Era de noche cuando el hombre se fue. No he vuelto a verlo ni sé su nombre.
    Pensé guardar el Libro de Arena en el hueco que había dejado el Wiclif, pero opté al fin por esconderlo detrás de unos volúmenes descalabrados de Las mil y una noches.
    Me acosté y no dormí. A las tres o cuatro de la mañana prendí la luz. Busqué el libro imposible, y volví las hojas. En una de ellas vi grabada una máscara. En ángulo llevaba una cifra, ya no sé cuál, elevada a la novena potencia.
    No mostré a nadie mi tesoro. A la dicha de poseerlo se agregó el temor de que lo robaran, y después el recelo de que no fuera verdaderamente infinito. Esas dos inquietudes agravaron mi ya vieja misantropía.
    Me quedaban unos amigos; dejé de verlos. Prisionero del Libro, casi no me asomaba a la calle. Examiné con una lupa el gastado lomo y las tapas, y rechacé la posibilidad de algún artificio. Comprobé que las pequeñas ilustraciones distaban dos mil páginas una de otra. Las fui anotando en una libreta alfabética, que no tardé en llenar. Nunca se repitieron. De noche, en los escasos intervalos que me concedía el insomnio, soñaba con el libro.
    Declinaba el verano, y comprendí que el libro era monstruoso. De nada me sirvió considerar que no menos monstruoso era yo, que lo percibía con ojos y lo palpaba con diez dedos con uñas. Sentí que era un objeto de pesadilla, una cosa obscena que infamaba y corrompía la realidad.
    Pensé en el fuego, pero temí que la combustión de un libro infinito fuera parejamente infinita y sofocara de humo al planeta.
    Recordé haber leído que el mejor lugar para ocultar una hoja es un bosque. Antes de jubilarme trabajaba en la Biblioteca Nacional, que guarda novecientos mil libros; sé que a mano derecha del vestíbulo una escalera curva se hunde en el sótano, donde están los periódicos y los mapas. Aproveché un descuido de los empleados para perder el Libro de Arena en uno de los húmedos anaqueles. Traté de no fijarme a qué altura ni a qué distancia de la puerta.
    Siento un poco de alivio, pero no quiero ni pasar por la calle México.

    Jorge Luis Borges (El libro de arena - 1975)

    sábado, 11 de junio de 2011

    mientras se consume la arena..

    ¿A cuantos les dijeron que cuando te metías en el jardín re emocionado no salias mas? nos engañaron! Nos mostraron los subibajas y los toboganes, pero no la responsabilidad de la mochilita! Las sonrisitas de las “seños” y no la parte de obedecer las consignas.  A mi no me contaron que una vez  que empezaba el jardín le seguía la primaria junto con tareas y evaluaciones, después la secundaria con todas las materias y los exámenes y el riesgo de llevártelas y términos nuevos como el P.O.E.C y febrero. En realidad, si hubiera sabido, el jardín no habría sido tan emocionante y nunca lo hubiera querido terminar. Pero todo cambia, la escuela cambia, mis amigos cambian, mis responsabilidades cambian, mi manera de pensar, todo!
    Y no todo me gusta, a veces me gustaría que las cosas siguieran igual. Pero por otro lado quiero que cambie. Quiero que me dejen hacer las cosas solas, no tener que pedir permiso para nada, quiero estudiar lo que me gusta, quiero  vivir mi propia vida. Los cambios son re confusos, y tenemos que decidir todo. Encima las cosas empiezan a ser diferentes y nadie te dice cómo va a cambiar y que decisión es mejor. No sabes como va a terminar, tenes que elegir y arriesgarte. Y lo peor es que si no te adaptas al cambio, el cambio te pasa por arriba!. Tenes que decidir a dónde vas a estudiar y si te vas a ir de tu ciudad, y te separas de tus amigos y ya no sabes que mas viene. Queres un futuro re copado pero no sabes como alcanzarlo y un solo cambio, por mas tonto, chiquito, “insignificante” que sea, cambia todo!.  Quiero ser ese pibe que jugaba al ladrón y al policía y no tenia problemas, quiero ser como los famosos que tienen una vida re libre, quiero ser alguien, alguien que marca la vida de otras personas y que es feliz (y que no tiene que enfrentarse a decisiones que no me gustan).
    Pero las cosas aunque no nos gusten tienen que cambiar porque si las cosas no cambian quiere decir que no estamos yendo a ningún lado. Los cambios nos hacen superarnos y alcanzar nuevos rumbos y desafíos.

    PD: Esto lo escribi junto con Caro Wiersma, mi mejor amiga. Te amo! 

    Cuento sobre un extraño sueño que tuve hace unos dias atras..

    Plottier, Neuquen. Abril del 2010.
    Tratando de llegar a mi casa, me sorpendrio una de las noches mas frias y oscuras que hubo en plottier ese año. Una leve brisa corria. La humedad de los pastizales de las chacras, combinada con la espectacular luz lunar de esa noche, creaban un espectacular efecto visual. Entre siniestro y macabro. Yo venia caminando por la calle Alberdi, en direccion a NQN capital, pensando como siempre en la situacion economica del pais, tambien pensaba (como es comun estos ultimos años) en Antonia Perez*, una chica que me vuela la cabeza, pero recuerdo que cuando empeze a distinguir a alguien entre la niebla, estaba pensando en una escusa para explicarle a mi vieja porque el de contabilidad,Walet Marin, me habia cerrado el trimestre con 4. Instantaneamente mi nivel de miedo, que no era muy dificil hacerlo ascender, ascendio al rango de cagazo, ya que por esos lados de Plottier, una medianoche de invierno, no mucha gente normal circula por las calles, a excepcion de algunos cirujas, cumbieros, borrachos y otros seres. Presenti que algo malo se acercaba. El chico que se acercaba desde la niebla tenia puesto un buzo naranja con capucha. Cuando nuestro encuentro era inminente, el pibe se saco la capucha al grito de -JEREE! COMO ANDAAS CHE? TODO BIEN? El chico del buzo naranja era Gabriel poblete. ( Mi corazon volvio a palpitar tranquilo).Los Poblete eran una familia numerosa, Gabi tenia alrededor de 7 hermanos si mal no recuerdo, una familia numerosa, todos buena gente. Pero si tenias un problema con uno de ellos, tenias un problema con todos. Pero siempre tenian algun tema de charla.. nos detuvimos a charlar un poco, recuerdo que me hablaba de que habia sacado unos temas de Miguel cantilo en la guitarra (yo simulaba prestarle atencion, pero en realidad mi mente habia vuelto al ruedo en sus pensamientos filosoficos y/o romanticos, y realmente me importaba muy poco cuantos acordes tenia la cancion de Cantilo, o cuanto salia su CD en musimundo. Luego de unos minutos, me comento que iba a visitar a Pablo Scialabba (otro amigo mio, de esos que son de fierro) porque al parecer, habia caido en un bajon depresivo, porque su novia se habia vuelto lesbiana, y lo habia dejado por una tal Maria Cruz.. Decidi acompañarlo ya que Pablo era y es uno de los amigos que mas quiero. Reaunudo su charla sobre Miguel Cantilo, cuando de repente una moto frena al lado nuestro. Sobre ella iban dos negros cumbieros, la moto era una zanella 50 que no valia mas de $20. Iban escuchando cumbia por el altoparlante de un nokia 5200, muy caracteristico de esa clase de gente. Cabe adicionar a la descrpicion que ambos dos tenian sus gorritas con la viceras dobladas, calzadas en sus cabezas. (protegiendo cabello que al parecer llevaba decadas sin conocer un shampoo). Gabi me dijo: -Corre que estos dos nos chorean hasta la dignidad (y mi nivel de miedo ascendia a cagazo por segunda vez en una sola noche, pero con el plus de que esta vez me habia meado ensima del cagazo) El pibe que iba en la parte de atras de la moto se bajo. Empezamos a correr. Desee haber tenido mi skate en mis pies, ya que mi mochila estaba llena de carpetas y articulos varios, aportandole un peso de 6 kilos aprox. y no podia correr muy rapido. Mientras intentaba ganar velocidad, el chorro me empujo y me tiro al piso (para esto ,Gabi, que estaba igual, o mas cagado que yo, ya estaba a una cuadra de distancia y ni siquiera volvio a ayudarme). Mientras el malviviente vaciaba mi mochila sobre la calle de tierra, me gritaba: -dame Mosca sino sos boleta gato!. de repente dejo de gritarme. me miro a los ojos, se quito el pañuelo que le ocultaba el rostro, y exclamo -JEREEEE! CHABOON! COMOO ANDAS CHE? TANTO TIEEMPO! TODO BIEN? (volvi a respirar). Resulto que el chorro era Marcos Elgueta. Un ex compañero de la primaria, con el que supe llevarme muy bien y al que nunca le perdi el cariño. CONTINUARA...